¿Por qué las camisas de hombres y mujeres se abotonan al revés?

 

Si alguna vez dudamos de si una camisa es de hombre o mujer. Basta con echar un vistazo al lado en el que se colocan los botones. Las camisas de mujer y las de hombre casi siempre se abotonan del revés. Ellas tienen los botones en la izquierda, ellos en la derecha.

Son muchos los detalles de las prendas de vestir que nos generan curiosidad. El pequeño bolsillo de los pantalones vaqueros, destinado a guardar los relojes de bolsillo, o los botones que Napoleón hizo colocar en las mangas de las chaquetas de los uniformes de sus soldados, para que estos no se limpiasen las narices con ellas.

La camisa, tan utilizada dentro del vestuario laboral, como no podía ser menos, tiene su propia curiosidad. Muchos clientes se acercan hasta nuestras tiendas para elegir vestuario y en ocasiones nos preguntan por qué las camisas de hombre y mujeres se abotonan en sentidos distintos.
Si nos fijamos detenidamente, podemos percatarnos de que por norma general, los botones de las camisas de las mujeres, se encuentran en el lado izquierdo. Las de los de los hombres en el derecho.
Existen diversas teorías que explican la funcionalidad de esta característica.

El origen de esta prenda se remonta a la edad media. Allá por el año 1.500, y una de las teorías que intentan explicar este hecho, hace referencia a la misma época. Las camisas o blusas, antiguamente las utilizaban mujeres de alta clase social y se servían de sus doncellas para que las vistiesen. Para facilitarles la labor, habrían colocado los botones en el lado izquierdo.
Así mismo, los hombres acostumbraban a vestirse solos, y de este modo era mucho más sencillo abrocharse la camisa si colocaban los botones en el otro lado, el derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *