TEJIDOS UTILIZADOS EN PRENDAS LABORALES (PARTE II)

Continuamos con unas pinceladas para facilitar la decisión entre los diferentes tejidos utilizados en prendas laborales.

1. Felpa. Este tejido es el que se utiliza en sudaderas, tan populares en la uniformidad laboral. Es de punto plano, similar al de una camiseta, pero el interior tiene aspecto de toalla. Absorbente a los líquidos, por lo que se utiliza en prendas deportivas tipo chandal. Es un tejido elástico. Suele ser de algodón 100% o mezcla algodón/poliéster. Existen dos tipos de felpa:

a. Felpa perchada: más cálida, en la que el tejido se cepilla en la cara de la toalla. El esponjoso es similar al de los forros polares.
b. Felpa sin perchar: ideal para prendas primaverales y estivales.

2. Polar. El forro polar es un tejido de punto sintético de aislamiento térmico de 100% poliéster. Es un buen sustituto de la lana. Cálido, suave, liviano, cómodo, transpirable, de fácil secado. Es hidrófobo e inflamable.
Los más densos bloquean mejor el viento y evitan la formación de bolitas.

3. Popelín. Típico tejido de camisas en uniformidad corporativa. De tacto sedoso y aspecto elegante, con los hilos estrechamente entrelazados, lo que brinda a las prendas de una gran resistencia y durabilidad. Suelen realizarse en mezcla de poliéster/algodón para facilitar el planchado.

4. Oxford. Utilizado también en camisas, pero ligeramente más grueso que el popelín con un hilo de trama de color y una urdimbre blanca. Es un tejido suave y resistente. Es ideal para las camisas más informales. Frecuentemente utilizada en la confección de camisas con cuello abotonado o uniformes escolares.

5. Sarga. Para pantalones en uniformidad. Es un tejido suave, durable y flexible. No se arruga fácilmente. Hace un dibujo en diagonal. Suele ser aislante contra el viento y ligeramente resistente al agua. Puede encontrarse en 100% algodón y en mezcla, en diferentes gramajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *