Softshell, un gran avance en vestuario laboral

Prendas de excelente rendimiento.

Últimamente las prendas softshell se han convertido en unas de las más demandadas dentro del ámbito de uniformes laborales.

Este tejido, nació hace menos de una década, como respuesta al aumento de demanda de prendas “Termo- activas”. Pero pronto dio el salto al mundo laboral, ya que sus ventajas son un gran aliado en trabajos a la intemperie.

Gracias a:

– La gran capacidad de aislamiento térmico.

– Su alto grado de impermeabilidad.

– Su alta flexibilidad, ligereza y elasticidad.

– La calidez, dada gracias a su acción cortavientos.

 

 

Mayor versatilidad

El creciente interés por la transpirabilidad, ligereza y elasticidad en las prendas técnicas, hizo que el concepto “hardshell” (capa exterior dura y totalmente impermeable) diese paso al nuevo término de “softshell” (capa exterior blanda). Una total impermeabilidad, es muy pocas veces necesaria, y compromete la capacidad de transpiración de la prenda. Es por esto que el softshell se centra principalmente en el desarrollo de las segundas capas.

 

Sus capas están organizadas de la siguiente manera:

La primera capa, que está en contacto con la piel, está diseñada para proporcionar evacuar la humedad de la piel hacia las capas exteriores y que de ese modo el interior pueda permanecer seco.

La segunda capa, pensada y diseñada para incorporar diferentes funciones, tales como aislamiento térmico, cortavientos, elasticidad e impermeabilidad.

La tercera capa, es la encargada de protegernos de los elementos adversos, bien sea, agua, viento, etc. Por lo cual su cualidad más destacada suele ser la impermeabilidad. Aunque no es 100% impermeable ya que también permite que el vapor salga al exterior, para mantener así el interior libre de humedad.

 

¿Porqué elegir prendas Softshell para el trabajo

El criterio para elegir qué sistema de prendas se va a utilizar, dependerá en gran medida, de las condiciones climatológicas, la intensidad de la actividad, el peso de las prendas y sus propiedades térmicas.

El softshell puede ser una gran elección si lo que buscamos es:

 

Libertad de movimientos. Son prendas flexibles y ligeras.

– Necesidad de protección alta, pero no bajo condiciones extremas de frío, viento o agua.

– El diseño de las prendas es un punto importante.

– Necesidad de equilibrio entre resistencia al agua y transferencia de vapor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *